El formato libro como solución creativa (y necesaria)

Os voy a contar un secreto: nunca me ha gustado leer. Sin embargo, siempre he sido un enamorado de los libros


Mi primer libro (es decir, el primero que creé), nació hace 12 años. Yo tenía 16, y ni siquiera era consciente del proceso de creación. Abrí un nuevo documento de Word cutre al que añadí texto e imágenes importantes para mí: conversaciones de Messenger mal escritas, dibujos a carboncillo y cretas, y páginas en blanco al final para poder completarlo más adelante. Lo envié a una imprenta online para que, simplemente, lo imprimieran. En un papel novela de 90 g con un tono, ya de por sí, antiguo. Vamos, un paraíso para haters de cualquier cosa, nefasto en todos los sentidos. No esperaba crear como tal “un libro”, solo un documento encuadernado para regalar. Daba pena. Pero era importante para mi y, a la larga, creo que es el libro más auténtico que he hecho.

 

El formato libro va más allá de puro texto maquetado o una novela canónica, más en el mundo digital en el que nos movemos hoy en día. Es el portal perfecto para contar una historia con cientos de herramientas que tenemos en nuestras manos y podemos tocar. Pura creatividad con la que convertimos un mero objeto, con el que siempre hemos transmitido información a nuestros lectores, en un archivador que alguien abrirá, examinará, leerá y, en definitiva, hará suyo. Este formato, para nosotros los creadores (y para aquellos que queremos contar nuestra historia), es la solución creativa perfecta. El formato, la maquetación, la elección de materiales, etcétera, no son solo un mero pretexto para publicar un contenido. Son la guinda del pastel.

 

A continuación, os voy a mostrar varios ejemplos de maneras de hacer libros, de autores, escritores o artistas que se han cruzado en mi camino y han desarrollado sus proyectos por y para sus ideas y experiencias más profundas. Todas ellas desarrolladas en formato libro con distintas técnicas impresas y formatos. Tengo un ejemplar de cada uno de ellos, lo que me hace muy afortunado:

Quiero empezar con un perzine (un fanzine basado en experiencias personales) ya que es el ejemplo más pequeño y breve de todos los que os voy a mostrar, el más desgarrador y sincero.

 

Impreso mediante fotocopias convencionales en papel azul y totalmente manipulado por la autora, a Resistencia lo componen 12 páginas con varios textos escritos a modo de diario sobre cómo está siendo el proceso de recuperación en el que ella misma está inmersa de una manera directa, unos textos sencillos pero con una carga emocional devastadora. Un fanzine que comienza con el grito esperanzador de que todo va a ir bien, y termina con las que, en realidad, son sus primeras páginas: “Todos me dicen que busque la felicidad pero lo que tengo claro es que lo único que he sentido ardiendo desde mi corazón hacia todas las partes de mi cuerpo es pura tristeza, viva, presente y casi palpable”.

 

Junto a este fanzine conseguí otra obra de la misma autora, Cobarde, en el que, a través de un breve resumen de las investigaciones de la trabajadora social y teórica feminista Florence Rush, llama a Freud “maldito cobarde”. 20 páginas fantásticas.

Un clásico entre mis recomendaciones, soy un pesado. La obra de este artista peruano rompe con la estética del cómic más convencional, acercándose a la expresividad que sólo podemos encontrar en los mejores fanzines. Un libro impreso en offset y con una paleta de colores perfecta y bien definida. Martín cuenta de una manera única su estancia en Roma con la oportunidad que le brinda la Real Academia de España en Roma, fijándose en cada detalle de la ciudad, hablando tanto de la cultura local heredada como de la nueva, llena de puestos de comida rápida y esculturas clásicas. Logra transmitir con fidelidad su estado anímico y sus sensaciones vividas en la capital italiana. Una delicia visual. El libro trae como camisa un póster fantástico.

Con el propósito de ser un cuaderno fiel a la realidad del momento, Taquen ha producido una edición limitada de 200 copias, firmadas y seriadas, que recogen pensamientos, dibujos, acuarelas, fotografías estenopeicas, conversaciones y otros gestos fruto de la espontaneidad y la casualidad surgidas durante la cuarentena, cuando todo se detuvo, contado desde su piso en Madrid. Un diario que ha intentado calcar físicamente a su cuaderno de dibujo real, con cubierta en papel kraft e impreso en offset digital con HP Índigo.

Del mismo modo, Adriana crea un cuaderno de poemas como si de anotaciones íntimas se tratasen, mezclando con su interés por la fotografía y el dibujo, estudiándose a sí misma tratando de crear un discurso escrito que jamás podría trasladar a viva voz, una conversación cerrada entre ella y el lector, con el libro como vehículo.

 

Nox erat es un poemario sobre las obsesiones, el miedo y el frío que cala, que permanece dentro y no se va”. Impreso a todo color con impresión digital, contiene anotaciones, recortes y otros elementos que convierten este libro de poemas en un cuaderno de campo anímico.

Una revista increíblemente bizarra y llena de recortes (en el que el propio formato ya está diferenciándose del resto) que sirve como crítica cultural hacia la educación médica y sociedad desfasada de los años 60-70, con borbotones de ironía y un argumento lineal totalmente distorsionado. Todo formado por collage manual con fragmentos de revistas de la época con bordados, soluciones absurdas para amas de casa y mucho humor. 

 

¡Ah, y viene con un chicle de regalo! 🙂

Enlazando con el trabajo anterior en el que el collage va tomando forma como discurso, Pasado continuo recopila una serie de relatos de un diario totalmente ficticio de una posible vida pasada, que sirve como excusa para la experimentación del collage y la serigrafía. Por medio de estas técnicas, pude componer mediante distintas estampas serigrafiadas una narración distribuida a lo largo de una imagen de tanto x tanto de largo, cerrándose a modo de acordeón para ir descubriéndose según vamos leyendo el texto que las acompaña. La serigrafía es una técnica fantástica para los libros de artista, pudiendo obtener un libro totalmente único y de una tirada de ejemplares mayor con menos esfuerzo que con otras técnicas como la xilografía o el grabado a punta seca.

Bla Bla Bla imita de una manera increíble la típica biblia cristiana. Según su propia editorial: “El Génesis traducido del castellano sustituyendo cada sílaba con un bla”, y no hay más, eso es todo lo que vas a ver en esta crítica a la religión y sus textos. Hasta las palabras de ISBN y Depósito legal están en “blablabla”. Es maravilloso como el propio concepto justifica la encuadernación, las páginas de un gramaje fi-ní-si-mo (calcado al de las biblias), el borde de las páginas con acabado dorado… Inevitable no hacerse con uno.

Un periódico en el que en todo su formato de 39x59cm, páginas y, en definitiva, extensión, es pura naturaleza. Impreso en rotativa a una tinta (al igual que un períodico de GRAN formato), cada imagen va a sangre y ocupa todas las dobles páginas, pudiendo apreciar el detalle de cada rama, hoja o roca. Es estéticamente precioso.

Añado tímidamente mi último fanzine en último lugar, impreso con tinta negra sobre papel negro de 135 g, para que acercarse a cada página sea casi necesario. Un trabajo que personalmente me ha servido como terapia personal frente a mis emociones y cómo llevarlas a cabo. Un proyecto que pretende continuar en el futuro pero que, como todo lo personal y anímico, ese futuro queda un poco al azar. Trata de explicar la experiencia de la pérdida de un ser querido.

Todas estas obras son soluciones a estados personales y compromisos con el futuro y el pasado, y cómo cada uno de los autores se ha enfrentado a ello. Archivadores en los que recopilar, guardar y liberar todos esos pensamientos y experiencias de los que queremos dejar constancia y que, de alguna manera, nos permiten avanzar y trabajar en nuevos proyectos.

 

Creo firmemente que el formato libro, más allá del libro-novela como lo conocemos, es una solución magnífica para materializar y compartir de manera ordenada una parte importante de nosotros, dando al lector la posibilidad de ser parte de una manera física de todo ello.

 

 

Álvaro Varograff

Director de La Granja Editorial

 

*Gracias a mi amigo y compañero Daniel González por la corrección de estilo y ortografía de este post <3

Relacionado

La obra serigráfica de Eusebio Sempere: el introductor de la serigrafía en España

A través de este artículo nos adentraremos en la obra de uno de los pioneros del arte de la serigrafía en España: el alicantino Eusebio Sempere, a quien debemos la introducción de la serigrafía en España en los años 60 del pasado siglo XX.

Qué es la serigrafía y cómo funciona

La serigrafía es una técnica de estampación que permite la reproducción de una misma imagen o texto sobre un soporte tantas veces como se quiera. Este método consiste en transferir un diseño a través de una malla de tela muy tensada que deja pasar la tinta por aquellas zonas que no han sido bloqueadas por una emulsión fotosensible.

CMYK / Espacio de Arte Fonseca

Nuestro proyecto CMYK en la exposición colectiva «¿Caraduras?» dentro del Espacio de Arte Experimental Fonseca de Salamanca. Podrá visitarse desde el 18 de enero hasta el 12 de febrero de 2017.