Lidia Martín

Lidia Martín es una joven artista nacida hace 23 años en Alicante que, actualmente, reside y trabaja en la capital salmantina. Se graduó en Bellas Artes por la Universidad de Salamanca y, recientemente, ha obtenido el título de Máster en Gestión y Evaluación del Patrimonio. Su trabajo ha sido destacado en la XXIII Convocatoria de los Premios San Marcos, organizada cada año por la Facultad de Bellas Artes de la Universidad de Salamanca. Ha participado en varios eventos y exposiciones colectivas como la Feria Ficus, celebrada semestralmente en Géiser Uviéu, o la XXIII Muestra de los Premios San Marcos en la Sala La Salina de Salamanca.

  

Lidia Martín pertenece al colectivo artístico Club Camelia junto a las asturianas Paula Blanco y Aída del Amo, aunque también desarrolla su trabajo de forma autónoma. Su obra pictórica está protagonizada por una naturaleza engalanada de un sinfín de pinceladas que configuran paisajes del entorno que la rodea. Mediante este tratamiento del paisaje a través de la pintura, Lidia Martín se acerca a cuestiones de carácter ontológico profundamente influidas por la filosofía platónica y el pensamiento panteísta.

 

Todo ello se refleja en Noûs, la primera exposición individual de la artista, resultado del trabajo realizado durante su estancia en nuestro Estudio dentro del Programa de Prácticas Externas de la Universidad de Salamanca. A lo largo de tres meses, Lidia Martín ha desarrollado un proyecto artístico donde ha continuado trabajando su lenguaje personal adaptándolo, esta vez, a la técnica de la serigrafía, la cual ha empleado para crear la serie de monotipos que conforman la muestra.

 

A continuación, compartimos una breve entrevista en la que Lidia Martín habla en primera persona sobre su trayectoria profesional y su trabajo, al tiempo que ofrece su opinión sobre el panorama artístico actual y la posición del artista dentro del ámbito laboral y el mercado del arte.

Cuéntanos un poquito sobre ti. ¿Cuál ha sido tu camino hasta aquí? ¿Por qué decidiste estudiar Bellas Artes y no otra carrera con más salidas profesionales?

Porque el resto de carreras que quería estudiar aún tenían menos salidas que Bellas Artes. De hecho, creo que la carrera de Bellas Artes tiene más salidas de lo que la gente normalmente piensa. El problema es que se asocia a trabajar únicamente de la pintura y a un estilo de vida bohemio. La realidad es muy distinta.

 

El paisaje y la naturaleza son los grandes protagonistas de tu obra, ¿por qué te has decantado por esta temática?

Desde el segundo año de carrera me di cuenta de que este género era el que más me gustaba tratar. Todos los veranos hacía paisaje del natural, tanto en la playa como en el campo, y nunca he sentido nada parecido al intentar captar esa naturaleza inmensa que se despliega ante nosotros. 

 

Con el tiempo, mi estilo ha ido cambiando desde un tratamiento naturalista a uno más contemporáneo. Además, ese sentimiento de entusiasmo y admiración por el medio natural viene acompañado, desde hace relativamente poco, por prácticas de meditación y conciencia plena que me han hecho sentirlo todo con más fuerza y más unida a todos esos elementos paisajísticos.

 

¿Cómo es tu proceso creativo?

Todo empieza en los paseos que suelo dar y en el momento en que presto atención a los colores que me rodean durante las diferentes épocas del año, las formas de los árboles, los troncos, las hojas, el movimiento de las mismas etc. En última instancia, siempre trato de evocar todo eso que tengo en la cabeza.

 

¿Cuáles son tus influencias?

Los artistas Joaquim Mir, Hermenegildo Anglada Camarasa, Joan Mitchell y Helen Frankenhalter.

 

¿Qué es lo que quieres contar a través de tu trabajo?

En este caso, no se trata tanto de contar sino de evocar el paisaje y esa naturaleza que nos rodea cuya esencia es la misma que la nuestra.

 

¿Por qué crees que el arte contemporáneo no llega a muchas personas? En tu opinión, ¿qué podría hacerse mejor?

Porque desde el inicio, por norma general, no se nos educa en el arte contemporáneo, ni para verlo o disfrutarlo ni para entenderlo. Al final, la mayoría de las personas, incluidas muchas de las que forman parte del propio mercado del arte, están llenas de prejuicios con el arte que se está realizando actualmente. Hay una falta de educación, así como un interés por parte de las galerías y ciertas figuras del mundo del arte por que no se acabe de formar en este aspecto, de modo que cualquier cosa pueda ser considerada una obra de arte.

 

Por estos motivos, lo que podría mejorar es, además de educar, que las instituciones pusiesen interés real en el arte contemporáneo actual, que tuviesen un programa y, de esta forma, el arte contemporáneo saldría a la luz y el arte en general llegaría a más personas. Al final es un círculo vicioso, sin una cosa no se puede llegar a la otra y viceversa.

 

Para terminar, recomiéndanos un artista, un libro y una canción.

Un artista, Joaquim Mir; un libro, ¡Tierra, Tierra! de Sándor Márai; y una canción, Eyes Shut, Soul Alive de Yatao.

Relacionado

Mabel Esteban

Mabel Esteban es una artista e ilustradora burgalesa licenciada en Bellas Artes por la Universidad de Salamanca con la especialidad de Pintura. Ha expuesto de manera individual en la Sala Código UBU de la Universidad de Burgos o en Espacio Tangente, en la misma ciudad.

Luis San Sebastián

Luis San Sebastián es un artista graduado en Bellas Artes por la Universidad de Salamanca. Su obra ha sido destacada en numerosos certámenes y ha sido expuesta en el DA2 de Salamanca, en la Galería Adora Calvo en Madrid o en el Centro de Exposiciones SUBTE de Montevideo, Uruguay. 

Alberto De Pedro

Alberto De Pedro es un artista que trabaja en el espacio urbano de Madrid. Su obra se caracteriza por el empleo de la fotografía como principal vehículo de expresión. Ha expuesto en numerosos espacios de la capital como la Galería Off Limits, VAVA Gallery, la Casa Encendida o CentroCentro.